Sistema de trazabilidad mediante LA TECNOLOGÍA RFID

El objetivo del cliente  es ofrecer productos que se ciñan a los estándares de calidad y que cumplan con la normativa de trazabilidad, para ello se requiere una total optimización de los procesos de la cadena de producción de principio a fin, así como disponer de información en tiempo real 100 % fiable.
Para cumplir con el objetivo del cliente PRODIMAR ha optado por implementar diversas soluciones electrónicas basadas en la tecnología RFID aplicadas a las diferentes fases de producción. Siendo una tecnología no invasiva, cuya implementación no altera ni interfiere en el proceso de producción existente.

Solución Aplicada

En la recepción de la materia prima (pescado congelado), se incorporan en los anaqueles y cestas de producto tags RFID de alta resistencia, capaces de soportar las duras condiciones de temperatura, presión y humedad a las que se somete el producto. Estos tags permiten obtener la información de seguimiento y trazabilidad en cada fase del proceso.

El anaquel con las cestas de producto, ambos pre-identificados con tags RFID, es sometido a un pesaje inicial. En este momento, de forma simultánea y automática, se realiza un registro de todas las cestas que contiene el anaquel. Para ello, se utilizan lectores R-FLOW1 de PRODIMAR, que leen todos los tags y envían la información al software de control de proceso para realizar la correspondiente asociación.

A partir de este momento, el anaquel con las cestas de materia prima se somete a todos los procesos necesarios (descongelación, humidificación, cocción en autoclave o balsina, etc.). Entre una fase y otra, el anaquel se pesa e identifica automáticamente mediante un lector R-FLOW1, lo que permite controlar las diferencias en el peso del producto e incorporar dicha información, de forma automática, al registro de trazabilidad de cada lote.

La identificación RFID incorporada en anaqueles y cestas permite también reducir errores en el proceso. Por ejemplo, un lector R-FLOW1 instalado en la entrada a los autoclaves comprueba que el anaquel en curso ha sido correctamente pesado y ha pasado por todos los procesos anteriores, permitiendo o no el acceso a esa fase mediante un semáforo instalado para tal fin.

Durante la cocción en autoclave, el pescado es sometido a alta temperatura y presión durante un periodo de tiempo determinado. A la salida, se realiza de nuevo el proceso de pesaje e identificación, verificando que el producto ha estado el tiempo adecuado y ha cumplido satisfactoriamente cada parámetro asignado.

Ventajas

Optimización de los tiempos, la tecnología RFID permite automatizar la obtención de datos y la visualización en tiempo real, lo que facilita la gestión, seguimiento del producto y la rápida localización de lotes en caso de incidencias.

La capacidad de recolectar más datos permitirá mejoras en el proceso y facilita el cumplimiento de la normativa de Seguridad Alimentaria.

El arrastre de los datos de cada una de las fases de la cadena de producción, da facilidad al control en línea del cumplimiento de los procesos asociados.